Quizás en los últimos días has escuchado hablar del PIMS en las noticias o en las redes sociales. ¿Qué tan desconocido es este síndrome? ¿Cuál es el riesgo para mis hijos? 

El síndrome multisistémico inflamatorio pediátrico (SIM-C, MIS-C o PIMS en inglés) es una afección de la que no se conocen totalmente sus causas, pero que se relaciona con el COVID-19. En la mayoría de los casos, los niños que se infectan de COVID presentan síntomas leves o se presenta de manera asintomática (a diferencia de lo que ocurre en personas mayores o que son parte de los grupos de riesgo). Pero en algunos casos, los niños infectados de COVID desarrollan PIMS que genera una inflamación grave en algunas partes de su cuerpo.

Por ahora PIMS sigue siendo una afección “desconocida”. Se le considera un síndrome porque más que una enfermedad es un grupo de síntomas, de los que no se conocen completamente sus causas, prevalencia o factores de riesgo. Es por eso que las organizaciones de salud mundiales se encuentra actualmente en la búsqueda de más información para mejorar la prevención, determinar los mejores métodos de diagnóstico y el tratamiento adecuado (leer más).

Por el momento, se sabe que es una respuesta inmunitaria excesiva relacionada con el COVID-19. Puede ser que los niños que han desarrollado PIMS hayan estado infectados con el virus anteriormente o que actualmente tengan la infección.

A nivel internacional, la mayoría de los niños con PIMS tienen entre 3 y 12 años (con una edad promedio de 8 años). Aunque también se han detectado casos en niños mayores y en bebés.

 El síndrome inflamatorio multisistémico en niños es una afección en la que diferentes partes del cuerpo pueden inflamarse, incluido el corazón, los pulmones, los riñones, el cerebro, la piel, los ojos u órganos gastrointestinales. Aún no sabemos qué causa el MIS-C. No obstante, sí sabemos que muchos niños con MIS-C tuvieron el virus que causa el COVID-19, o han estado cerca de alguien con COVID-19. El MIS-C puede ser grave, incluso mortal, pero la mayoría de los niños a quienes se les diagnosticó esta afección han mejorado con atención médica (leer más en CDC).

 

¿Cómo reconocer el PIMS?

Ten en cuenta que es raro que los niños desarrollen PIMS y actualmente en la mayoría de los casos los niños mejoran con atención médica. El riesgo es que en algunos casos los niños empeoran rápidamente, lo que puede poner en riesgo sus vidas. 

 De acuerdo a la Clínica Mayo, los signos y síntomas de PIMS varían de un caso a otro. Pero si ves que tu hija o hijo presenta alguno de estos síntomas, consulta con tu médico de inmediato: 

  • Fiebre que dura 24 horas o más
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Dolor de estómago
  • Salpullido en la piel
  • Cansancio inusual (agotamiento intenso)
  • Latidos rápidos del corazón
  • Respiración rápida
  • Ojos rojos (inyectados con sangre)
  • Enrojecimiento o hinchazón de los labios y la lengua
  • Enrojecimiento o hinchazón de las manos o los pies
  • Dolor de cabeza, mareos o aturdimiento
  • Agrandamiento de los ganglios linfáticos
  • Dolores de cuello

Además, ten cuidado con estos signos que son considerados de alarma:

  • Dolor de estómago intenso
  • Dificultad para respirar
  • Dolor en el pecho que no desaparece
  • Labios, piel o cara de color gris o azulado (según el color de la piel)
  • Desorientación nueva o confusión
  • Incapacidad para despertarse o permanecer despierto

 

pims

Imagen de SOCHIESE (ver más).

Si tu hija o hijo presenta alguno de estos signos de alarma o si presenta síntomas graves, te recomendamos que busques ayuda médica en un servicio de urgencia de inmediato.

En el caso de que no presente síntomas graves, pero que sí presenta estos signos (o tienes dudas de si es o no PIMS), te recomendamos consultar con tu médico de inmediato para que te pueda orientar sobre los siguientes pasos. Además de una evaluación, puede que sea necesario realizar algunos exámenes de sangre o imágenes (radiografías y ultrasonido) para identificar zonas inflamadas. 

¿Qué tan frecuente es el PIMS?

El PIMS es una afección rara, que se ha presentado en muy pocos casos. De acuerdo a cifras de la Sociedad Chilena de Pediatría (disponibles en este artículo de la Clínica U. Andes), se han diagnosticado 202 casos de PIMS a lo largo de Chile, de los cuales 16 corresponden al año 2021. De estos casos, la mayoría de los pacientes ha tenido una evolución favorable, reportándose solo un fallecido (leer más).

¿Cuál es el riesgo del PIMS?

Como te comentábamos, el PIMS está relacionado con el COVID y, en la mayoría de los casos, ha sido suficiente con una atención médica temprana para evitar mayores riesgos.

Es por eso que debes estar atento a los signos y síntomas. Si no reconoces tempranamente el PIMS y no acudes en busca de atención médica, existe el riesgo de que la inflamación genere problemas graves en órganos vitales (como el corazón, pulmones o riñones) o incluso puede generar la muerte del niño.

¿Cómo prevenir el PIMS?

La mejor medida de prevención es evitar que tu hija o hijo sea infectado con el virus del COVID. Para esto ya conoces las medidas de prevención: higiene, distanciamiento social, evitar contacto con personas infectadas, uso de mascarillas y un aseo adecuado de espacios y de tu ropa.

En caso que tu hija o hijo haya estado en contacto con personas infectadas, ha estado infectado, o tienes sospechas, ten cuidado de observar los signos o síntomas durante las primeras semanas para identificar si ha desarrollado PIMS.

¿Y qué ocurre con los adultos?

Es poco común que los adultos generen síntomas similares a los del PIMS. Aunque, al igual que en los niños, se presenta en personas que han estado infectadas con COVID. Ya sea semanas después o de manera inmediata.

Nuestro servicio de Pediatra a domicilio

Realizamos controles integrales de salud donde realizamos el control de niño sano, evaluamos el estado nutricional y el desarrollo psicomotor de tu bebé, te orientamos sobre la prevención de accidentes y la seguridad en tu casa, te entregamos indicaciones para una alimentación saludable de tu hijo y te entregamos recomendaciones para mejorar el sueño infantil.

AGENDA UNA HORA CON NOSOTROS

Evita contagios, traslados y esperas innecesarias con nuestros servicios de VISITA A DOMICILIO y TELEMEDICINA

¡CONECTÉMONOS!

Participa del Ciclo de Talleres «Tips para un Verano Sano» por Mildías y Pediatra a tu casa

X