El trastorno de déficit atencional con hiperactividad (TDAH) es el trastorno del neurodesarrollo más frecuente que afecta sobre todo a niñas y niños en la edad escolar.⁣

Se caracteriza por presentar 3 síntomas: Innatención⁣, Impulsividad ⁣e Hiperactividad⁣. Éstos pueden manifestarse de manera conjunta o alguno predominar más que los otros. ⁣

 

¿Cómo se diagnostica el déficit atencional con hiperactividad?⁣

Los síntomas deben darse de forma estable y de manera más frecuente y grave que lo observado en otros niños y niñas de un nivel de desarrollo similar. Sabemos que esto puede generar un poco de conflicto, considerando este diagnóstico como controversial, ya que la evaluación podría ser subjetiva, en el sentido de lo que para algunos es un comportamiento “normal” para otros podría no serlo.⁣

Sin embargo, debemos estar alertas, ya que existen señales del TDAH que pueden presentarse desde bebés. Por ejemplo, son más inquietos o irritables, lloran mucho, necesitan dormir menos que otros bebés y, posteriormente, estos signos o síntomas van evolucionando de acuerdo con su desarrollo y las demandas del entorno. ⁣

 

Podemos observar frecuentemente que niñas y niños con TDAH:

  • Cometen errores por descuido y se distraen con facilidad en actividades diarias, juegos, al hacer tareas o estudiar; se les pierde ropa, juguetes o los útiles escolares.⁣
  • Parecen no escuchar cuando se les habla; no siguen instrucciones o no terminan las tareas que empiezan; se cansan rápidamente; tienen dificultad para organizarse, planificar y seguir rutinas.⁣
  • Pueden ser también extremadamente tranquilos, como si anduvieran en “las nubes”, a veces incluso pasar desapercibidos; ser obedientes y muy dedicados a las actividades escolares, pero con un rendimiento bajo, a pesar del esfuerzo.⁣
  • Se mueven o hablan en exceso; no pueden hacer una actividad con tranquilidad; corren y saltan excesivamente en situaciones donde no corresponde hacerlo; pasan a llevar cosas o personas y tocan todo lo que está a su alrededor.⁣
  • Tienen dificultades para esperar su turno; precipitan respuestas, reaccionan impulsivamente; se frustran con facilidad cuando algo no les gusta o no les resulta y presentan problemas conductuales con sus pares o con los adultos.⁣
deficit atencional

Los beneficios de un diagnóstico precoz del déficit atencional con hiperactividad

El TDAH es un trastorno evolutivo, su presentación clínica puede variar a lo largo de los años, pero no desaparecer. ⁣Es por esto que mientras más tempranamente se realice el diagnóstico y se traten sus síntomas, mejor será el pronóstico.⁣

Es por eso que un diagnóstico temprano tiene diversos beneficios:

  • Realizar una intervención temprana diseñada específicamente en función de las dificultades y necesidades del niño/a, potenciando sus habilidades.⁣
  • Integrar oportunamente los diferentes agentes o contextos en los que el/la niño/a se desarrolla (familia, jardín, colegio, etc.), para así tener un alcance más completo, realizar las adecuaciones necesarias a tiempo, etc.
  • Evitar que los síntomas empeoren, ya que pueden acentuarse más con el tiempo si no son trabajadas oportuna y adecuadamente, perjudicando tanto sus relaciones sociales, familiares y aspectos académicos, además de afectar directa y negativamente a nivel emocional y, sobre todo, en su autoestima y autopercepción.⁣
  • Hay evidencia que tanto las terapias farmacológicas como cognitivo-conductuales son muchísimo más eficaces en la edad pediátrica, en donde la modificación de circuitos cerebrales y de conducta ayuda enormemente a una evolución favorable.⁣
  • Descartar que los síntomas no estén relacionados con alguna otra patología o trastorno.
  • Prevenir trastornos asociados. Cuanto mayor sea el/la niño/a a la hora de hacer el diagnóstico, mayor será el riesgo de presentar comorbilidad (presencia de otro diagnóstico que se manifiesta al mismo tiempo que el diagnóstico primario) y peor será el pronóstico, ya que aumentan las dificultades de funcionamiento. Algunos de los trastornos que se pueden dar en conjunto con el TDAH son: Trastorno Oposicionista Desafiante, Trastornos del sueño, Trastorno Disocial, Trastorno de Ansiedad, Depresión, Abuso en consumo de sustancias, etc.⁣

Te podemos ayudar

Es esencial estar atentos a las señales que vemos en nuestros niñas y niños para poder así ayudarlos oportunamente y potenciar de la mejor manera sus capacidades, trabajar sus dificultades y, sobre todo, propiciar un espacio en el que puedan desarrollarse adecuadamente para que sean felices.

Si tienes dudas si tu hijo o hija tiene alguno de los síntomas que hemos descrito, te podemos ayudar a reconocerlos, descartar o diagnosticar correctamente y asesorarte en el tratamiento o apoyo adecuado.⁣

Ps. Francisca Fernández

Ps. Francisca Fernández

Psicóloga

Estudié psicología en la Universidad Diego Portales, realicé un diplomado en Neuropsicología Infantil de la Universidad Católica y un magíster en Neuropsicología Clínica en la Universidad Pablo de Olavide en Sevilla. Tengo experiencia en el área educacional y en sicología infantil.

AGENDA UNA HORA CON NOSOTROS

Evita contagios, traslados y esperas innecesarias con nuestros servicios de VISITA A DOMICILIO y TELEMEDICINA

Participa del Ciclo de Talleres «Tips para un Verano Sano» por Mildías y Pediatra a tu casa

X