La Meningitis es una enfermedad muy agresiva y que golpea rápidamente, que si no se detecta o trata a tiempo puede generar consecuencias permanentes (como pérdida auditiva, daño cerebral, daño renal, amputaciones, problemas del sistema nervioso) o incluso la muerte.

La enfermedad meningocócia se puede transmitir de persona a persona a través del contacto cercano (tos, besos) o contacto por largo tiempo, especialmente entre las personas que viven en el mismo hogar.

Existen por lo menos 12 tipos de N. meningitidis, llamados «serogrupos». Serogrupos A, B, C, W y Y causan la mayoría de las enfermedades meningocócicas.

 

Por qué es importante la vacuna contra la Meningitis

A pesar del riesgo que representa la Meningitis, es posible prevenirla mediante una correcta vacunación. Existen dos tipos de vacuna contra meningitis: la vacunas ACWY y la vacuna el serogrupo B.

La vacuna contra serogrupos ACWY es parte del programa de vacunación definido por el Ministerio de Salud. Nosotros recomendamos poner ambas vacunas a partir de los 2 meses.

La mala noticia es que debido a la pandemia hay niñ@s que no han recibido la vacuna contra la Meningitis. Es algo que hemos visto en nuestras consultas, por lo que hacemos un llamado a las mamás, papás y familiares a que vacunen a sus niñ@s contra esta enfermedad.

 

Derrotemos a la Meningitis para el 2030

La Meningitis continúa siendo un riesgo a nivel mundial, por lo que la Organización Mundial de la Salud hizo un llamado para derrotar a esta enfermedad antes del 2030. Para lograr esta meta es importante que nos informemos y apoyemos este plan vacunando a nuestros hij@s de acuerdo a lo definido en el plan de inmunización.

Conoce más sobre el plan «Derrotar a la meningitis para 2030: una hoja de ruta mundial» acá.

 

Si tienes dudas sobre esta enfermedad o la vacuna, ¡escríbenos!

Este es un artículo creado en colaboración con @bo_pediatriaycrianza.

Te puede interesar…

Participa del Ciclo de Talleres «Tips para un Verano Sano» por Mildías y Pediatra a tu casa

X