Jugar es una forma de aprender nuevas habilidades, interactuar con los demás y adquirir nuevos conocimientos, aunque de manera simple y lúdica. “Aprender jugando” es una instancia importante en la primera infancia, que podemos potenciar mediante juguetes didácticos adecuados a las características de cada niño y niña.

Sin embargo, el juego es una instancia enriquecedora no solo para la primera infancia, sino que es transversal a la edad o etapa en la que se encuentre cada persona, ya que despierta y activa diferentes zonas cerebrales que nos hace beneficiarios a todos quienes somos partícipes de las instancias de juego. Permitiéndonos mantenernos activos cognitivamente de una manera atractiva y dinámica. De hecho los adultos deberían jugar con mayor frecuencia, pero está socialmente vinculado que el juego es para niños, cuando en realidad el juego es beneficioso para todos, siendo terapéutico y favorecedor para la salud mental.

A través de la manipulación, observación, descubrimiento, experimentación, exploración e interacción, niñas y niños aprenden y se desarrollan mediante el juego, de una manera divertida y sin esfuerzo.  Poco a poco logran manejar habilidades más complejas de acuerdo a sus características y desarrollo.

Los juegos y juguetes didácticos facilitan el desarrollo de estas habilidades, al promover ciertas conductas y acciones, produciendo un gran efecto en ellos. Hay una gran diversidad de juguetes, que pueden ser ideales para fomentar, por ejemplo, sus habilidades motoras, de lenguaje, sociales, memoria, coordinación, su capacidad de atención e inclusive emocionales

Jugando con tus niños puedes conocer cuáles son sus juguetes preferidos y fortalecer el vínculo. Experimentando con ellos descubrirás cómo los distintos juguetes les ayudan a seguir desarrollando y potenciando diversas áreas del desarrollo humano. Es importante que interactúen con distintos tipos de formas y materiales, no solo con una pantalla, ya que ayuda a su desarrollo y experimentación. Además de promover la interacción social, el lenguaje, las habilidades emocionales como la tolerancia a la frustración, la resolución de problemas, la ejecución (actividad cognitiva), entre otras. 

juguetes didácticos

Consejos para elegir los juguetes didácticos adecuados:

  • Elige juegos que sean del gusto de tus hijos y acordes a sus características e intereses.
  • Busca juguetes divertidos, para ellos y para ti. Así puedes jugar junto con ellos, logrando un mayor aprendizaje y compartiendo tiempo de calidad juntos.
  • La idea es aprender jugando. No lo obligues a que use juguetes que no le gustan o que no son divertidos. ínvítalo a conocer y disfrutar aprendiendo a través de diversos juegos educativos. 
  • Cuidado con los juguetes producidos con materiales que pueden ser tóxicos o que no sean seguros para su edad. Fíjate bien en el tamaño de las piezas que incluyen los juegos, y si son piezas pequeñas supervisa su uso. 

Conoce los juguetes didácticos de TEMBO:

juegos didácticos TEMBO Kits

Los juegos didácticos TEMBO Kits buscan aportar a una transformación del aprendizaje hacia una instancia de juego y entretención, con productos diseñados para niñas, niños, para toda la familia, cuidadores y profesionales.

Cada persona es diferente. Suena lógico y obvio, ¿o no? Pero aunque lo sea no siempre consideramos y validamos esas diferencias al momento de elegir un material o juego para comprar, claramente no con mala intención (todo lo contrario), pero dejamos de considerar aspectos muy importantes como intereses, habilidades y tiempos de aprendizaje.

Es por eso que en TEMBO no queremos encasillar a cada persona en un tramo o un estándar, sino que queremos brindar una atención y producto lo más individualizado posible, que responda a sus necesidades, características e intereses.

  • ¡Oferta! Chancho y lechón: Juego de memoria

    Chancho y lechón: Juego de memoria de TEMBO

    $14.990
  • ¡Oferta! TEMBO dados

    Kit Dados Interactivos de TEMBO

    $12.990